Myriam Hernández: “Parezco muy suave, pero soy muy fuerte también”.

imagen-hernandez

El primer recuerdo que tengo de ti es ese Viña donde fuiste reina.

¡Ay, qué lindo! ¿Te acuerdas? Eso fue el 89. Fui como artista invitada y salí reina del Festival de Viña.  Allí se dio el inicio de mi carrera internacional.

Y de esa reina de Viña a la Miriam de hoy, ¿qué ha cambiado en esencia?

Creo que la esencia no cambia. Estoy más grande, soy mamá, tengo más vida y experiencia. Pero esa niña que tenía sueños, de alguna manera, los cumplió, aunque el deseo de soñar sigue igual.

¿Quedan sueños pendientes?

Yo no quiero dejar de soñar. Las metas más importantes las logré y eran realizarme como mujer, ser mamá. Tengo ganas de cosas, pero no me interesa pensar en retos profesionales.

¿Siempre fuiste así o antes eras más rígida con tus metas?

Tal vez estoy un poco más calmada ahora, porque antes era: yo quiero ser cantante, llegar al extranjero, tener fans, tener hijos, una carrera paralela a lo de ser mamá,  mujer y esposa. Soy bastante terca, como buena taurina. No es fácil lograrlo, pero lo pude conseguir y, bien,  tengo veinte años de matrimonio.

Por ahí leí que habías encontrado el amor eterno. ¿Existe el amor eterno?

Nunca he hablado de amor eterno, sino que creo en el amor para siempre, en el matrimonio.  Siempre están los imponderables, nada es eterno.

¿Y cómo es trabajar con tu marido, que también es tu manager?

Yo creo que el plus es que, de alguna manera, ambos tenemos un bien común nuestro, que son nuestros hijos, por lo cual luchamos ambos. Ahora esa alma gemela que te entiende, que piensa casi como tú, no creo que exista.  Jorge y yo somos sumamente distintos, muy fuertes ambos.  Yo Tauro y él Virgo.

¿Tú tan suavecita y de carácter fuerte?

Sí.  Parezco bien suave, pero soy muy fuerte también. Soy muy empática, cariñosa, pero sí tengo un carácter fuerte y lucho por lo que quiero.

¿Y nunca has asumido el papel de diva que tienen algunas? 

Eso no me gusta.  Es que diva ya es algo como sentirte por sobre el mundo. Mis padres me criaron con muchos valores, muy preocupados porque me fuera a envanecer con el éxito. Yo partí muy niñita en la televisión y ellos me decían: Tú no eres más importante que tu compañerita de banco. Aprendí eso.

Una vez dijeron que representabas la belleza típica de la mujer chilena.  ¿Fue un plus en tu lanzamiento internacional?

No lo sé. Siempre me aboqué a entregar mi arte.  Si bien partí muy niña, sí recuerdo que era muy famosa por mis piernas y la minifalda y todo eso. Yo las usaba porque me acomodaba y no porque quisiera lucir una imagen tal o cual.

Ya, di la verdad: ¡estabas orgullosa de tus piernas!

Es que, de verdad, te digo que no fue a propósito. De chica, en el colegio, yo me acomplejaba de mis piernas (risas).  Sentía que eran muy delgadas. Y después, mira, ya era como un plus.

Tus piernas eran tu marca…  

Sí, como mi marca registrada. Era joven, tenía 17, 18. Nunca pensé  que por mi imagen iba a captar público. Fui marcando mi estilo, mis canciones, eligiéndolas con pinzas y trabajando con buenos productores. A propósito, ayer lloré mucho, por la pérdida de Juan Carlos Calderón, que marcó mi carrera y mi vida.

De todas tus canciones, ¿podrías elegir una que resuma tu vida?

Es difícil. Las canciones no reflejan  necesariamente lo que te ocurre. Algunas sí. Como Se me fue. Yo le dije a Juan Carlos
Calderón que me hiciera una canción que era para mi abuela, que hacía muy poco había fallecido. Él había perdido a su hijo de 18 años.  Unimos las dos historias y así nació la canción.

¿Cómo hace un artista para no llorar cuando canta una canción así?

Créeme que es muy difícil.  Las primeras veces que la canté, fue tremendo. De hecho, en el video clip  yo lloré de verdad. Pero luego aprendes  a cantarlo mucho más entera.

¿Y te pones a pensar cómo quisieras que fuera el fin de tu carrera?

Yo creo que debe haber un momento en que uno corta, sí. Y no tengo problema con eso, porque no plasmé mi carrera sobre la imagen, la fama ni el éxito, sino en mi mensaje. Me gustaría dejar la imagen de una Miriam que se cuide y se vea bien.  No dándole lástima a nadie. A mí me da pena cuando veo a un artista que está muy mal y se sube al escenario.

¿Le temes al deterioro?

Más que todo a no tener buena salud. El deterioro es normal, que vengan arrugas, aunque tengo buena genética: mis padres tienen 67 y 68 años y no tienen ninguna arruga.  Pero sí debe venir. Creo que una tiene que aprender a vivir esas etapas.

Hay artistas que se aferran al escenario, porque es parte de su vida.  

Sí. Lo mío también ha sido así, pero tengo otras cosas también. Si me dieran a elegir, están mis hijos por sobre todo. Pero eso no tengo miedo a que un día se apaguen las luces.

¿A qué le tienes miedo? 

A la muerte.  Creo mucho en Dios. Entiendo, como cristiana, que uno debe creer en la otra vida, pero me angustia. Me gusta esto, de estar, de tocar, de ver. Lo otro no lo sé, es incierto y hay que tener fe. Y quiero creer, pero me angustia… No sé cómo va a ser cuando el último respiro y todo se acabe. ¿O será como dormir eternamente?❧

LA FICHA

Soy Miriam Raquel Hernández Navarro. Nací en Ñuñoa, Chile, hace 45 años. Soy casada y tengo dos hijos, uno de 18 y otra, de 15. Nací para cantar. Me han llamado “La reina del pop romántico”. He vendido cinco millones de discos, ganado 32 discos de oro y 24 discos de platino. Esta noche, a las nueve, me presento en la explanada sur del estadio Monumental.

La República (Perú)

Siguenos en: @MHwordpress

Anuncios

Publicado el 1 diciembre 2012 en "Tour Seducción 2012", Entrevistas, Prensa. Añade a favoritos el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. ieda Cassia de Freitas Galvao

    Hay,pues,alguna esperanza para los muertos?El apóstol Pablo dijo que “va haber resurrección así de justos como de injustos.”(Hechos 24:15)
    Cristo dijo : “Viene la hora en que todos los que están en las tumbas conmemorativas oirán [mi] voz y saldrán.”(Juan 5:28,29)Que palabras tan reconfortantes !Cuánto consuelo brindan a los millones de personas cuyos seres amados duermen el sueño de la muerte !
    Qué es lo que resucita ?Lo que resucita no es o miesmo cuerpo sino la misma persona que murió .De modo que la resurreicción implica la restauración de la personalidad del individuo ; su modo de ser, sus vivencias y todos los detalles que lo caracterizan .Dios tiene una memoria perfecta,y para él no es ningún problema recordar la personalidad que tenían quienes han muerto (Isaías 40:26).Como fuente de la vida Dios puede resucitar facilmente a la misma persona en un nuevo cuerpo recién creado (Salmo 36:9).
    La mayoria de los resucitados retornarán a la vida en una tierra pacífica bajo el Reino de Dios (Salmo 37:10,11,29;Isaías 11:6-9;35:5,6 ;65:21-23).

    Me gusta

  2. amigos delface,oh señores administradores de esta pagina vengo utedes por segunda bes deseo que porfavor de una respuesta ah esta inquetud una ves mas les digo si es por ser el ueño de esta pagina de fans oh de myriam hernandez , de prinsipio esta pagina yo la dedique ah esta persona y amiga myriam hernandez de echo el encavesmiento dise dedicado con mucho amor y respeto ah nuetra querida cantante, roberto el soldado que sonrie fue su ejecutor de esta pagina, y porfavor pido señor administrador respetar los derechoi de publisidad, de ante mano muchas grasias. roberto ormazabal.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: