“Es maravilloso celebrar mis 25 años de trayectoria cantando en Argentina”

Es la cantante chilena de mayor alcance internacional, con hits que hicieron historia, como “El hombre que yo amo”, y más de seis millones de discos vendidos en su carrera. Recién ahora pudo concretar la primera gira por el país, que cerró anteanoche en el Teatro Ópera con un repaso que incluyó canciones de toda su discografía. Su estilo es el pop romántico.

untitled_51-15

La cantautora chilena Myriam Hernández cerró anteayer en el porteño teatro Ópera su primera gira argentina, que incluyó otra media docena de recitales en los que celebró 25 años de actividad en la escena del pop y la balada latinoamericana.
“Creo que todo en la vida tiene sus tiempos y momentos. Realizar conciertos en un país no depende solo del artista, sino también de los productores y de las compañías discográficas. Pero estando acá puedo decir que es maravilloso celebrar mis 25 años de trayectoria en Argentina”, aseguró Hernández durante una entrevista al llegar a la ciudad.
La trayectoria de la vocalista y compositora reconoce un hito a partir de la canción “El hombre que yo amo” que hace cinco lustros ingresó al influyente ranking Billboard en Estados Unidos y resumió los colores de la balada latina.
Desde entonces y con ese impulso internacional, la morena de recientes 50 años, regaló éxitos sucesivos como “Peligroso amor”, “Ese hombre”, “Herida”, “Huele a peligro”, “Un hombre secreto”, “Se me fue”, “He vuelto por ti”, “No te he robado nada” y “Dónde estará mi primavera”.
Y, justamente, el presente de Myriam se basa en una serie de shows -que comenzaron en febrero en Ecuador- en los que festeja un cuarto de siglo de actividad y aparecen intervenido por esos hits.
Durante mayo, pasó por Perú, encaró una serie de presentaciones argentinas, que desde el viernes 15 la llevaron por escenarios de Catamarca, Salta, Santiago del Estero y dos veces por San Miguel de Tucumán, antes de llegar a Buenos Aires.
Hernández confesó al respecto que “estoy muy emocionada y es muy significativo para mí, ya que uno de los sueños de mi abuelo era que su nieta cantara ahí. Él amaba Argentina y la música de Carlos Gardel”.

-¿Qué significa este desembarco fuerte en la escena argentina?
-Es algo que me tiene muy contenta. Siempre he sentido un inmenso respeto por el público argentino y, a la vez, recibí su cariño de un modo increíble.
–¿En qué momento de tu camino artístico te sentís?
-Me siento en un momento pleno de mi carrera artística, donde he logrado más de lo que imaginé cuando comencé. No tengo una meta establecida, ya que no acostumbro a pensar en celebraciones, ni ventas de discos, ni en premios. Considero que no he perdido la ilusión, ya que el cariño del público es mi motor para seguir alimentándome y creando.
-¿Con qué artistas te sentís identificada y cercana?
-Tengo mucha admiración y respeto por muchos artistas, y me parece injusto nombrar uno en específico. Con algunos he creado una linda amistad, como es el caso de Marco Antonio Solís, a quien quiero y respeto mucho.
-¿Qué sensaciones te despierta la escena musical chilena actual? ¿Hay músicos que todavía no conocemos y que quiera recomendar?
-Constantemente surgen nuevos solistas y bandas en Chile con estilos musicales muy interesantes. Me gusta mucho por ejemplo la música que hacen mis compatriotas Mario Guerrero, Los Tres o Anita Tijoux.
-¿Cómo seguirá su 2015 después de pasar por Buenos Aires?
-Tengo una agenda muy intensa de conciertos para este año. Después de Buenos Aires tengo presentaciones en República Dominicana, Ecuador, Panamá, Chile, Colombia, Costa Rica y Estados Unidos, entre otros países.

El inicio de una carrera de éxitos

En mayo de 1982, el famoso y popular programa televisivo chileno Sábado Gigante inició un nuevo espacio, un “ranking juvenil” donde competían futuras promesas de la canción local. En este espació, Myriam Hernández compitió cuando tan sólo tenía 17, pero sin embargo esta no era su primera vez en televisión ya que había debutado en este medio dos años antes, y por votación popular, siempre se mantuvo entre las más votadas del espacio.
En 1988 grabó su primer álbum homónimo, el cual incluyó un tema de su autoría llamado “No pienso enamorarme otra vez”, que fue el primer paso que dio para comenzar a desarrollar sus dotes de compositora. Este trabajo se convirtió rápidamente en disco de oro en Chile, mientras la prensa lo alabó con la crítica, calificándola con justicia como “el fenómeno Myriam Hernández”.
Un año más tarde, en 1989, inició su proyección internacional, de la cual surgieron varios éxitos, como los clásicos “El hombre que yo amo”, compuesto por Gogo Muñoz, y “Ay amor”, por Nano Prado y John Eliott.
Así, Myriam se convirtió en una de las voces femeninas románticas más reconocida, al punto donde incluso llegó a ser llamada por la prensa de Latinoamérica como “la Baladista de América”. Un honor que aún hoy mantiene vivo.

Tiempo Argentino (Argentina)

Siguenos en: @MHwordpress

Anuncios

Publicado el 26 mayo 2015 en Argentina, Prensa, Tour 25 años. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: